lunes, 6 de julio de 2015

Filólogos

Hace ya más de un siglo, el célebre poeta alcantarillero Pedro Jara Carrillo tuvo la genial idea de proclamar en un Diario de Murcia que la capital de la Región necesitaba una Universidad. Una de las primeras facultades que se fundaron en aquellos momentos fue la Facultad de Letras, en la que pronto comenzarían a estudiarte la Lengua Española y su Literatura, son muchos nombres los que ha tenido esta titulación desde Filología Románica, Filosofía y Letras, Hispánicas o Grado en Lengua y Literatura Españolas, pero hay algo en común, es el amor por la literatura y la lengua de Cervantes y el afán por estudiarla a lo largo de las décadas. Por las aulas de la Facultad situada junto al antiguo convento de los Mercedarios, han pasado incontables personalidades como Jorge Guillén, Mariano Baquero, Dionisia García, Ángel Valbuena, Víctor García de la Concha, Eloy Sánchez Rosillo, o Francisco Javier Díez de Revenga, por citar algunas. 

Hoy los estudios hispánicos conservan buena parte del fulgor de antaño y no se olvida a aquellos que nos precedieron en el estudio de las letras. Es que el filólogo no solo es el "amigo de la palabra" (según la etimología griega de la palabra), sino el que la conserva, para legarla a las nuevas generaciones y para enseñarla en los institutos de enseñanzas medias como hicieran Antonio Machado o Gerardo Diego. Yo al finalizar los estudios de Lengua y Literatura Españolas, he de decir que siento alegría por ser filólogo. Sé que es más habitual que la gente reivindique el estudio de otras carreras que son más "populares" para la sociedad, pero que nadie olvide que son los filólogos los que mayoritariamente enseñan la lengua española a las nuevas generaciones, independientemente de la opción que vayan a escoger en el futuro. Así que desde El brazal de las letras transmito mi alegría por ser filólogo, así como por haber compartido estos años de carrera con grandes personas que me han aportado mucho y que algunas de ellas han sido y son compañeros y amigos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario