jueves, 15 de mayo de 2014

Marina Mayoral - Escritora y Catedrática de Literatura Española



Fotografía tomada de su página web- www.marinamayoral.es

Marina Mayoral (Lugo, 1942) es escritora y Catedrática de Literatura Española en la Universidad Complutense de Madrid. Tiene obras escritas en gallego y en español, es una de las novelistas más valiosas no solo del panorama gallego sino también del panorama de la literatura española. Entre su obra destacan muy especialmente sus cuentos que destacan por su gran calidad narrativa. Entre sus novelas se puede citar O anxo de Eva, Deseos o La sombra del ángel.


- Un día especial: el de la muerte de mis padres y el del nacimiento de mis hijos

- Un lugar: Brétema

- Un actor/actriz: Greta Garbo

- Un libro: Cancionero y Romancero de Ausencias de Miguel Hernández

- Un autor: Luis Cernuda


Enrique Gambín López- ¿Qué es la literatura para usted?

Marina Mayoral- Una vocación.


E.G.L.- Es usted una mujer gallega que escribe además en su lengua materna y que está muy unida a sus raíces. Es inevitable la comparación con sus predecesoras como Rosalía de Castro, de la que usted es admiradora. ¿Cuáles son sus referentes en la literatura?

M.M.- En poesía, la generación del 27

En narrativa : Dickens, Galdós, Cortázar, Dashiell Hammett...


E.G.L.- ¿Cómo definiría en una frase lo que Rosalía de Castro ha significado para la literatura gallega?

M.M.- Puso al gallego y a Galicia en la órbita de la literatura universal.


E.G.L.- ¿Considera que han sido alcanzados los objetivos de la crítica literaria feminista y que la mujer ocupa el lugar que le corresponde en la literatura?

M.M.- No, creo que no se juzga con los mismos criterios la literatura escrita por mujeres que la escrita por hombres. Y seguimos siendo un apartado en las enciclopedias. Por ejemplo, se estudia la literatura del Romanticismo ( poesía, narrativa y teatro ) y, aparte, “Las escritoras románticas”.


E.G.L.- ¿Cree que las instituciones deberían favorecer más la literatura en gallego?

M.M.- Todo lo que sea favorecer la cultura me parece bien.


E.G.L.- ¿Cuándo descubrió su vocación literaria?

M.M.- Soy, desde la infancia , una contadora de historias. Mis recuerdos más antiguos se refieren a juegos en los que yo inventaba obras de teatro que mis amigas representaban.


E.G.L.- Muchas de sus obras están ambientadas en Galicia, una tierra especialmente propicia para los temas que usted suele tratar. ¿En qué medida son importantes los espacios para el desarrollo del argumento?

M.M.- El espacio en el que uno se mueve condiciona en gran parte la vida. Por eso es importante en mi obra Brétema, el espacio imaginario en el que yo sitúo a mis personajes, que viven , o huyen de ese espacio, construido que elementos de lugares reales donde yo he vivido.


E.G.L.- La analepsis es frecuente en sus obras, también se puede encontrar en algunas obras como A través del tabique un recurso no demasiado utilizado por los autores: el estilo indirecto libre. ¿Qué pretendía mostrar con estos dos recursos en la obra mencionada?

M.M.- La analepsis responde a mi visión del mundo: yo creo que el pasado condiciona absolutamente el presente. Somos, sin que podamos evitarlo, el resultado de nuestros momentos pasados. Por ello tengo que volver hacia atrás en los relatos para hacer comprensible la actuación o el carácter de mis personajes. Sin ese pasado no se comprenderían, igual que sucede con las personas.


El discurso indirecto libre es un instrumento indispensable en la narración. Permite pasar del punto de vista del narrador al del personaje sin abandonar la tercera persona narrativa. Es utilísimo porque da mucha fluidez al relato.


E.G.L.- Me parece vislumbrar en “A través del tabique” un cierto aire lorquiano en lo referente a la angustia y la maternidad.

M.M.- En ese cuento la protagonista está angustiada por la pérdida del hijo y por el sentimiento de culpa. Y por la muerte presentida del niño al que oye hablar en la casa vecina. No es mi caso. A mi lo que me angustia es la indefensión de los niños, el dolor que no puedes evitar. Pero los niños también representan la esperanza y la continuidad de la vida.


E.G.L.- Usted ha sido profesora de Literatura en la Universidad Complutense de Madrid… Quizá haya observado que muchos alumnos a la hora de comentar textos escritos por diversos autores tienden a resumir la historia o a exprimir el argumento y pasan por alto los recursos narrativos que el autor utiliza y que constituyen el universo formal de la obra. ¿Hasta que punto es importante la forma en una narración?

M.M.- La forma lo es todo en cualquier arte. No hay buenos o malos argumentos; hay buenas o malas formas de contarlos.

Y quienes han sido mis alumnos atienden a la forma, ¡qué remedio les quedaba! Son buena gente y con el tiempo me lo han agradecido.


E.G.L.- Su nueva novela plantea una historia de amor en un marco incomparable y en el que la hondura psicológica de los personajes tiene un especial protagonismo. ¿Cómo resumiría lo que O anxo de Eva ha significado para usted?

M.M.- O anxo de Eva, más allá de la rareza del personaje del ángel, es el descubrimiento del amor por parte de una adolescente, contrapuesto a diversas formas de desamor y de deseo que se dan en otros personajes.


E.G.L.- ¿Está escribiendo alguna novela actualmente?

M.M.- Sí, siempre estoy escribiendo, pero no se puede hablar de ello porque se gafa.

Lo que puedo contar es que ya está en prensa una versión en prosa y lengua moderna de el Cantar de Mio Cid. He trabajado mucho en ella y estoy bastante satisfecha del resultado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario