sábado, 21 de diciembre de 2013

Manuela Velasco- Actriz


Entrevista realizada por: Enrique Gambín López

Yo creo que el gran viaje de la vida es aprender a conocerse uno mismo un poco más y a hacerse amigo de uno mismo. De momento yo creo que lo que soy es muy inquieta, muy apasionada, muy nerviosa, buena, muy trabajadora y muy insegura, son algunos rasgos. Así se define Manuela Velasco, gran actriz española, ganadora del Goya a la Mejor Actriz Revelación (2007) por Rec, saga de la que es la protagonista y en 2014 estrenará REC 4 Apocalipsis. En 2013, protagoniza la obra teatral Feelgood junto a Fran Perea. Durante la realización de la entrevista me acompañó María Luisa Gil-López Acosta.

Enrique Gambín López- Protagoniza junto a Fran Perea la obra Feelgood. Es una obra que tiene muchos componentes relacionados con la actualidad, pero todo ello en un tono satírico. ¿Qué le atrajo de esta obra?

Manuela Velasco-Primero que era una obra que nos iba bien como grupo. Lo importante para nosotros era encontrar un texto que pudiéramos hacer todos nosotros y en el que todos nosotros pudiéramos hacer algo. Lo más importante era el texto para el grupo no a título individual. Lo me más me atrajo del texto es que dramaturgicamente es un texto redondo. Cuando empiezas a leerlo, dices: Este hombre sabe escribir y sabe escribir teatro. Entonces, la estructura, el libro, los diálogos, están muy bien escritos y es muy, muy divertido y además, es divertido pero con profundidad porque se consigue meter el dedo en la llaga en temas que están a la orden del día y que nos preocupan mucho.

E.G.L.- Repite en un papel periodístico. Ha sido presentadora de televisión, un papel protagonista como reportera en REC te valió nada menos que un Goya. ¿Siente un especial aprecio por los papeles periodísticos y por el mundo de la comunicación?

M.V.-Pues sí. Sí, la verdad es que estos son los papeles que he hecho yo como periodista, pero me han ofrecido muchos más, que siempre me llama la atención. Ha habido otros que no he querido hacer o que no he podido hacer. Yo sin ser periodista estuve tanto tiempo trabajando en televisión haciendo entrevistas y formando parte de lo que es el periodismo, que le tengo mucho cariño por eso y luego aparte que el mundo del periodismo me atrae mucho y sobretodo en la faceta de Feelgood, o sea de esta manera, no tanto el periodismo que hace Ángela Vidal (protagonista de REC), está bien y lo vemos en muchos programas y esos programas me gustan, lo que hacía Ángela en REC era una mezcla entre Sálvame y Callejeros, porque ella era una de las periodistas que buscaban el enfrentamiento y el encuentro para sacarle el mal gesto al policía. El de Feelgood, para preparármelo me vi la película Todos los hombres del presidente. Es un tipo de periodismo de gente que realmente se arriesga mucho para contar la verdad y para que no nos engañen a todos. Entonces aquí de repente investigando el caso de periodistas que realmente se involucran y que ponen en riesgo y en peligro su vida y llevar una vida cómoda y llevar una vida segura porque no nos engañen, me parece emocionante.

E.G.L.- ¿Cómo se prepara para interpretar sus personajes?

M.V.-Pues cada uno de una manera distinta. Para este, lo que hice fue intentar leer la prensa todos los días y distinto tipo de prensa de toda ideología, para intentar yo no leer las noticias no solo desde un punto de vista y una manera de pensar y de la forma como las cuentan sino desde todas, para intentar sacar mi propia opinión si es que la tengo. Otra cosa que hice que no había hecho nunca y es algo que recomiendo para que nos demos cuenta de cuánto nos están engañando y de cuánto es marketing la política fue ver discursos de campaña electoral de muchísimos presidentes o candidatos de todas partes del mundo y de todas las épocas y es alucinante ver como todos dicen lo mismo y no dicen nada y luego hay grandes políticos con los que no ocurre así, pero hay como una tónica general que te das cuenta cuando ves muchos (discursos) y es interesante verlos enteros no solo los highlights que te sacan en el telediario, al verlos enteros te das cuenta de que todos se repiten y eso me generó un estado de indignación de decir, ¿cómo están tan despegados de los ciudadanos? y cómo una campaña electoral se convierte en una campaña de marketing para conseguir convencer a la gente de que esa persona es la mejor, lo que tienes que comprar. Cuando estaba preparando la serie empezó a emitirse una serie que se llama House of Cards  en la que el protagonista es Kevin Spacey cuyo personaje es muy parecido al que hace Fran (Perea), vi El ala oeste de la Casa Blanca. Me lo he pasado bomba.

- REC marcó un antes y un después en el cine de terror patrio. Estábamos acostumbrados al terror salpicado de tópicos y la crítica celebró y premió esta película. ¿Cómo recuerdas la primera película y qué diferencias plantea con la nueva REC 4?

La primera película fue un gusto hacerla, fue muy divertido porque no teníamos ninguna expectativa, ni los actores que éramos todos desconocidos, ni los directores. De hecho fueron tres semanas de estar como en un viaje de fin de curso, encerrados en el edificio pasándonoslo muy bien, divirtiéndonos, como jugando mucho. Luego nos reíamos, por que pensábamos: "¿Esto lo va a querer ver alguien?", esto es rarísimo.  De repente cuando salió la película y sucedió esto que tu dices, que la crítica, el público… En Sitges ganamos todos los premios: dirección, actriz, crítica, público… Dijimos ¡madre mía, ¿qué es esto? Pero como no esperábamos nada de la peli y ya el mejor regalo nos lo habíamos llevado que era pasárnoslo tan bien haciéndola, pues todo lo que vino después fue una sorpresa. Eso la primera, y la diferencia con la que estoy haciendo ahora (REC 4) es que esta ya es mucho más película, tú ya sabes el producto que tienes entre manos, el director Jaume Balagueró, también eres consciente que la película ya lleva un recorrido. Hay tres películas anteriores y que tienes muchos seguidores, muchos fans de la saga, que ya saben casi más de la saga, de la película y de los personajes que nosotros mismos y que tienes que contestarles y contestarles. Entonces está hecha también pensando en ellos, en las preguntas que se les ha quedado en el tintero, en lo que quieren ver. Es una peli mucho más grande con mucho más presupuesto y esta peli es una peli al uso" no es una peli de "cámara en mano". Que en REC el espectador estaba viendo lo que yo veía. En esta película se cuenta la historia entera no sólo que yo estoy viendo.

E.G.L.- ¿Esperaba que iba a llegar a recibir una distinción tan importante como el Goya?

M.V.-No. No se me pasó por la cabeza nunca, ni rodando la película, ni después y más habiendo hecho una peli de terror. Cuando me nominaron dije "Uy a ver si lo dan". Siempre se dice que que te nominen es un premio, pero siempre que te nominan te gustaría que te lo dieran.
E.G.L.- Durante tu carrera has aparecido en numerosas series de televisión, en ellas has realizado diferentes personajes. Protagonizó La chica de ayer en Antena 3 y posteriormente apareció en la serie de gran éxito Águila Roja de Televisión Española y Aída en Telecinco. ¿Qué han significado para usted estas tres series?

M.V.-Pues, La chica de ayer es un remake de una serie inglesa Live of Mars, y yo era una serie que me encantaba, es como si yo estoy viendo Mad Men que es una serie que me encanta. Hice las pruebas y me cogieron y me hizo una ilusión enorme. Esa serie que a mí me encantó, no fue muy bien de audiencia, pero a mi me parecía que era una gran serie. A mí me ha pasado una de las experiencias que he tenido en esta carrera que ha sido trabajar con Ernesto Alterio y Ernesto Alterio me parece uno de los mejores actores que hay en este país, como compañero es fascinante. Es tan buen actor que lo único que tienes que hacer para vivir la historia y el personaje es irte con él, entrar en el juego que él propone, es un regalo que me llevo para siempre.

En Águila Roja destaco sobretodo la profesionalidad enorme de todo el mundo. Es una serie muy difícil, muy dura de rodar, se pasa mucho frío, mucho calor, es todo muy grande, muy complicado… Es impresionante el pedazo de equipo técnico y artístico que hay y de los actores la profesionalidad.

Aída es un festival. Yo creo que en esa serie han reunido a algunas de las personas con más talento que hay en este país. Es un recital. Para mí, estar allí es estar disfrutando del talento, de la gracia. Es que están en estado de gracia, todos ellos, es fascinante, divertidísimo. Los primeros capítulos muy duros porque me reía todo el tiempo, decía ¿cómo puede ser que haga una secuencia con Paco León veinticinco veces? Una secuencia que además ya me sé yo, sé cuál es el chiste, la hemos hecho veinticinco veces, la hemos ensayado y cada vez que la hace me muero de risa. Él tiene un talento, un don para la comedia y además es un trabajador incansable que en cada toma sigue trabajando para sacarle todavía más punta al chiste. Entonces esto ha sido como un gozar  de lo bien que lo hace y de los compañeros y de lo buenos que son en la comedia.

E.G.L.- Proviene de una saga de actores. Su tía es la actriz Concha Velasco, Goya de honor 2013, usted misma tuvo el honor de entregárselo en nombre de la Academia.  ¿Qué ha aprendido de ella?

M.V.-Pues de ella muchísimo, pero sobretodo que si haces lo que haces con pasión como ella, no existe el cansancio, no existe la fatiga, no existe el malhumor. Mi tía es feliz trabajando y por eso sigue teniendo energía pero para parar un tren. No se queja nunca siempre está ahí en su puesto, concentrada. Intento recordarla siempre cuando estoy cansada, cuando estoy enfurruñada. Me acuerdo de ella y de cómo hace todo, con qué alegría, con qué pasión, y con qué agradecimiento.

E.G.L.- Apareció por primera vez en el cine en la película La ley del deseo bajo la dirección de Pedro Almodóvar… ¿Le gustaría volver a trabajar con él?

M.V.-Hombre pues claro. Me acuerdo muy bien, aunque fue hace muchísimos años. Recuerdo que me divertí muchísimo haciendo de todo, sobretodo me divertía muchísimo cuando tenía que hacer cosas como: al final de una película tenía que subir por un andamio, yo era una niña muy pequeña y hacer esas cosas me divertía mucho. Tengo una secuencia en la que canto una canción en francés en un escenario de teatro, mientras Carmen Maura lo destroza con un hacha, esas cosas me divertían mucho. Me lo pasé muy bien y tan bien me lo pasé que cuando acabé no podía parar de llorar y le decía a mi madre "Mamá ¿Cuándo voy al rodaje?".

E.G.L.- Próximamente participará en la serie Galerías Velvet. ¿Qué puede adelantar sobre su personaje?

M.V.-Soy la tercera en discordia. Galerías Velvet es sobretodo una historia de amor entre el personaje de Alberto (Miguel Ángel Silvestre) y Ana (Paula Echevarría) y tienen un gran obstáculo para que esa historia de amor se desarrolle que soy yo.


Muchísimas gracias por participar en el Brazal de las letras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario