viernes, 15 de febrero de 2013

Eduardo Mendoza- Escritor



Eduardo Mendoza (Barcelona, 1943) es uno de los escritores más célebres de la literatura del siglo XX y de la actual. Su primera novela y quizá la más conocida de toda su producción literaria La verdad del caso Savolta marcó un hito en la historia reciente de la literatura española. De su prolífica bibliografía se pueden citar numerosos títulos como El misterio de la cripta embrujada, Sin noticias de Gurg o su útlima obra publicada El enredo de la bolsa y la vida.
 
 
Enrique Gambín López- ¿Cómo se define?

Eduardo Mendoza- No me defino. No veo la necesidad.

E.G.L.- Un libro

E.M.- No existe un libro. Existen los libros, la lectura. Querido. Un solo libro no vale para nada.

E.G.L.- Un titular que desearía ver en la portada de un periódico...

E.M.- Hoy no hay noticias. No hace falta que lea el periódico.

E.G.L.-¿Cuáles son los autores que más han influido en los inicios de su vocación literaria?

E.M.- Muchos y ninguno en particular. Cuando empecé a escribir era casi un niño y leía novelas juveniles. La emoción, el ritmo y algunos trucos baratos para mantener la atención del lector me influyeron en la medida en que me enseñaron que la literatura es técnica, que se ha de aprender y practicar, que nada es natural ni sale si no se trabaja.

E.G.L.- Se ha llegado a considerar La del caso verdad Savolta como obra precursora de la transición española. Pero también constituye una viraje en la literatura que se estaba dando en España que era experimentalista para volver a la aventura. ¿Cuáles fueron las vivencias y pensamientos que quiso plasmar en este libro?

E.M.- Ninguna y ninguno. Lecturas, conversaciones y reflexiones me suscitaron intereses generales. Quería plasmar un momento histórico en forma de relato; cómo eran y vivían las personas en una etapa fundacional de Barcelona y de toda España. Luego, novelando, salió la novela.

E.G.L.- Durante su trayectoria ha escrito libros dramáticos y también con grandes dosis de humor. ¿Por qué cree que el humor se vende mejor?

E.M.- Supongo que es más fácil y agradable de leer.

E.G.L.- En el detective que protagoniza de El de la misterio cripta embrujada parece ser, de alguna manera, un "quijote moderno envuelto" en distintas aventuras llenas de humor y de buena energía, aunque a veces reciba algún "palo" como el protagonista de la obra magna de Cervantes ¿Cómo pensó usted en "dar vida" a este personaje? ¿Se fijó en alguien para su elaboración?

E.M.- En varias ocasiones he contado la génesis de este personaje: un periódico antiguo, un personaje secundario en El caso Savolta y, finalmente, la idea de hacer de este tipo un detective poco convencional. El resto fue saliendo sobre la marcha.

E.G.L.-Se introduce usted con éxito hasta en la literatura de temática alienígena con toques muy cómicos y satíricos en Sin noticias de Gurb . ¿Como fue esa experiencia? ¿Y como recibió el éxito que supuso?

E.M.- Este libro salió por derivación. No es un alienígena, sino un personaje de tebeo que me sirvió para dar una visión humorística de un momento breve y anecdótico. Luego el libro tuvo una vida propia que me sorprendió y todavía me sorprende gratamente.

E.G.L.- Hace usted a lo largo de sus obras un minucioso y rico retrato de la riqueza que encierra Barcelona en sus rincones y su "magia" como después hizo también Carlos Ruiz Zafón. Creo que si los anti-catalanistas leyeran sus novelas aprenderían a apreciar esa tierra más allá de las voces que quieren desprestigiarla basándose la opinión de unos cuántos políticos... ¿Qué opina al respecto?

E.M.- Me gustaría pensar que es así. Una función de la literatura, aunque no la única, es aproximar lo distinto y lo lejano.

E.G.L.- Ganó el premio Planeta en 2010 con Riña de gatos, una novela que trata de la Guerra Civil española, ¿cuándo cree que se cerrarán las heridas de esa guerra en los españoles?

E.M.- Yo creo que ya están cerradas. Quedan como referencia histórica y a menudo como recurso, pero la generación que recibió las heridas y las infligió, está prácticamente extinguida, y es la única que tiene derecho a haber de heridas. Las heridas no se heredan.

E.G.L.- María Dueñas publicó una novela, muy exitosa,- El tiempo entre costuras- que trata también sobre la Guerra Civil donde ella describe personajes desconocidos para las nuevas generaciones como Serrano Suñer ¿la ha leído? ¿qué opinión le merece?

E.M.- La he leído y aprecio mucho a María Dueñas. La novela está bien escrita y es interesante, aunque no es el tipo de novela que me interesa a mí ahora. Celebro el éxito que ha tenido y le deseo otro similar con su nueva novela.

E.G.L.- ¿Si Mario Camus volviera a proponerle la adaptación de una de sus obras u otro director accedería?

E.M.- No sin antes haberle escuchado. Mario Camus es un gran director. La ciudad de los prodigio no salió bien, pero la culpa no fue suya ni de nadie. Estas cosas pasan.

E.G.L.- En su última novela El enredo de la bolsa y la vida el loco detective que conociéramos en El misterio de la cripta embrujada regresa para deshacer nuevos entuertos está vez se atreve contra los terroristas y aparece con una España muy diferente a la que lo vio nacer en 1978. ¿Cómo resumiría en una frase lo más importante de esta novela?

E.M.- Ya dije una vez que si pudiera resumir una novela en una frase, la novela tendría una frase.

E.G.L.- Para terminar si pudiera dirigir unas breves palabras a los estudiantes de Filología Hispánica de la Universidad de Murcia...

E.M.- Que aprendan a vivir en silencio.

E.G.L.- La última pregunta, la de que recomendaría a los estudiantes de filología que "aprendan a vivir en silencio" supongo que lo dirá porque sólo en silencio se puede apreciar el lenguaje y la literatura, ¿estoy en lo cierto con mi interpretación de la misma?

E.M.- No quería ser tan trascendental. Simplemente, creo que vivimos rodeados de ruido: hablamos mucho, nos hablan sin parar. Nos hemos olvidado de lo que es el silencio.

E.G.L.- ¡Muchas gracias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario