viernes, 14 de diciembre de 2012

Vicente Velasco- poeta

 
 
Vicente Velasco es un poeta cartagenero. Fue director y cofundador de la desaparecida revista AMALGAMA. Ha ganado numerosos concursos literarios como  el “Certamen Nacional de Poesía Pepa Cantarero”. XVI Edición. Baños de la Encina (Jaén)- 2012. Este año ha sido publicado su primer libro de poesías Ningún Lugar por el Ayuntamiento de Baños de la Encina.
 

Enrique Gambín López:- ¿Cómo se define?
Vicente Velasco: Soy bastante pensativo, observador de los sucesos que acontecen tanto cerca como lejos de mí y mis intereses. Tranquilo y desordenado, y amante de las contradicciones, los opuestos como artífices de la realidad.

- E.G.L.:Un actor/actriz:
V.V.: Sean Penn y Jacqueline Bisset


- E.G.L.:Una película:
V.V.: El Séptimo Sello de Ingmar Bergman


- E.G.L.: Su libro favorito:
Imposible. Son tantos los leídos y tantos los disfrutados. Poesía, novela, ensayo…

 
- E.G.L.:¿Para usted la poesía es vida o la vida es poesía?
V.V.: Realmente podríamos decir que cuando uno hace de la poesía una parte direccional de su vida debe aprender a reconocer el tipo de poesía que te puede ofrecer la vida. Es la única manera de crecer como poeta, a la par de como persona.
 

- E.G.L.:  ¿Ante una sociedad donde la novela parece eclipsar a la poesía comercialmente cómo cree que podemos reivindicar el género poético, tan olvidado por el pueblo?
V.V.: Ciertamente vivimos momentos oscuros para nuestro género, y como en todos momentos oscuros se crea cierta inercia en la que algunos se sienten cómodos con el estatus definido. Con esto quiero señalar que dentro de nuestro propio círculo hay sectores que se niegan a mover aquellas fichas y abrir aquellas puertas que facilitarían la llegada a más público. No obstante, la poesía, creo firmemente, será un género de minorías.


- E.G.L.:  Hasta podemos ver como hay un cierto fenómeno fan en el mundo de la novela pero se nombra a un poeta (vivo y actual) aunque haya sido postulado al Nobel y el público en general lo suele desconocer y por ende no compra sus obras.
V.V.: Lamentablemente es así. Al respecto tengo claro que los diferentes sistemas educativos que nuestra sociedad está sufriendo no hacen ningún favor a la cultura en general, y menos aún al conocimiento de personajes vitales, ya no de la poesía, sino de la literatura universal.


- E.G.L.:  Fundó la revista literaria AMALGAMA. ¿Cómo recuerda ese proyecto?
V.V.: Con gran ilusión, grandes esperanzas y con un grado agradable de inexperiencia. Fue una experiencia que duró dos años (1999-2001), siete números en los que compartimos versos, autores e ilusiones.


- E.G.L.: En la actualidad, para autores desconocidos conseguir que les publiquen un libro es una tarea bastante complicada a no ser que se tenga dinero para sufragarlo (hasta a algunos autores que ahora son muy célebres les ocurrió esto), mientras que a la gente conocida no tienen ningún problema para publicar... ¿Esto desilusiona a los autores?
V.V.: Está claro que es un escalón que muchas veces te puede desanimar, pero sabiendo y trabajando correctamente tu obra, habiendo creado tu voz poética, es inevitable que acabes publicando. En la poesía hay una vocación intrínseca de lo público. Otra cosa son las prisas que cada autor tenga. Por fortuna yo no he tenido que llegar a autopublicármelo.

 

- E.G.L.: Siendo usted de Cartagena no puedo evitar preguntarle por su visión sobre una de las mujeres poetas más internacionales de la ciudad portuaria. ¿Hasta que punto marcó el panorama literario cartagenero?
V.V.: Deberíamos hablar más del panorama de la Región, en el cual he conocido a numerosas personas que hoy por hoy cuento como amigos. Prefiero hablar de un panorama literario levantino, el cual es rico en voces y ambiciones estilíticas. Y por supuesto, sin este ambiente, este Mediterráneo que nos arropa a todos, yo no sería el  mismo.


- E.G.L.: En estos momentos críticos vemos como las revistas literarias en papel tienden a desaparecer, por escasez de recursos, en pro de una nueva era de revistas digitales. ¿Qué opina sobre esto?
V.V.: Pienso que la revista digital es tan buen vehículo para la poesía y la literatura en general cono el género del papel. Ahora bien, siempre es agradable el tacto real que te ofrece un revista tradicional.

 

- E.G.L.:¿Prefiere libros en papel o electrónicos?
En este aspecto lo tengo claro. Libros con su olor, su peso, sus páginas. Evidentemente ocupan espacio pero eso es un problema, como es mi caso, que vas solucionando con el tiempo, o no…


- E.G.L.:  Su poesía es accesible a cualquier lector, cosa que se agradece, se puede leer y entender lo que usted dice y además las publica en internet para que las lean... ¿por qué cree que hay tantos poetas tan manieristas que retuercen tanto su poesía que la hacen inaprensible?
V.V.: Es posible que haya poetas que se aferren al hermetismo pero acaban con el tiempo abriéndose y haciéndose más accesibles. El mayor problema es cuando el poeta no es sincero y es únicamente fabricante de un artilugio vacío de contenido, ya siendo más o menos claro. Ese tipo de poesía es la que hay que empezar a esquinar porque realmente es un engaño, una pérdida de tiempo para el lector. Si el poeta no deja sus impresiones, su realidad, su yo…¿de qué te está escribiendo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario